la mafia no descansa

Las mujeres de San Juan de Lurigancho y la lucha por sus derechos

Publicado: 2012-03-08

Por: Giovanna Castañeda (@GiovannaCP) y Laura Rivillas (@Lauris_Rivillas)

Reporteras de LaMula.pe

Según el censo del 2007, las mujeres representan el 50.3% de la población peruana. Según el calendario, el 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Sí, se conmemora, no se celebra. En el Perú no existe la cultura -que quizá otros países tienen-, de tomar esta fecha como un festejo. No obstante, sí es un día para recordar que las mujeres tienen derechos fundamentales, y que exigirlos va más allá de ser feminista o crear una competencia con el sexo masculino.

San Juan de Lurigancho, con más de un millón de habitantes, es uno de los  distritos más poblados. Es también uno de los más grandes de la capital y en el que en el Centro de Emergencia Mujer en el 2011 registró 1,038 casos de violencia familiar y sexual y 12 casos de feminicidio y/o tentativa, además de 1,815 casos de violencia familiar en la Red de Salud y 2,124 denuncias por violencia familiar y actos contra la libertad sexual en el Ministerio Público. A ello se suma que, en el 2009, las 8 comisarías y la comisaría de la mujer del distrito recibieron un total de 5,314 denuncias de violencia contra la mujer: nada menos que 14 denuncias por día.

Es por eso que la ordenanza N° 172 se promulgó en setiembre del 2009 para incorporar el Plan Local Contra la Violencia hacia la Mujer, Niñez y Adolescencia en el distrito, el único en toda Lima. Sin embargo, son las mujeres de la Coordinadora Multisectorial por los Derechos de la Mujer, Infancia y Familia de San Juan de Lurigancho, junto con la Demus y Flora Tristán, organizaciones que defienden a las mujeres, las que demandan un mayor compromiso y coordinación entre el gobierno local y las instituciones públicas para la implementación del mismo, además de una mayor cobertura y calidad de la atención de los servicios de salud y justicia por casos de violencia contra las mujeres.

Este plan es necesario en un distrito donde 4 de cada 10 mujeres son maltratadas. Además, como bien señalan en una entrevista para LaMula.pe tanto la presidenta de la Coordinadora Multisectorial como la representante de Demus, esa cifra es apenas un aproximado, pues existe un registro oculto: muchas mujeres no denuncian y los casos no son reportados.

El objetivo del plan es que el gobierno local garantice la adopción de políticas públicas y acciones específicas dirigidas a prevenir el problema de la violencia hacia las mujeres, trabajando conjuntamente con las instituciones, organizaciones de la localidad y con toda la sociedad. Por este plan, se debe establecer niveles de coordinación con las mismas que garanticen el acceso de mujeres, niños y adolescentes afectados por la violencia, así como la prestación de servicios de calidad en salud, educación y justicia e instituciones especializadas (Centro de Emergencia Mujer del Ministerio de la Mujer).

La presidenta de la Comisión Multisectorial por los Derechos de la Mujer, Infancia y Familia de SJL, Luzmila de la Cruz, en declaraciones para LaMula.pe señaló que están solicitando que se considere el protocolo y las guías para que exista una mejor comunicación entre ellas y los organismos públicos en pro de las mujeres afectadas por la violencia. Luzmila comentó que no existe un presupuesto fijo a pesar que el plan fue aprobado hace tres años. Actualmente están trabajando con el presupuesto de diversos sectores del gobierno local, pero aún no existe uno que esté determinado para el plan. Luzmila confía en que este año tendrán el petitorio para que mejoren la atención de los servicios y así “disminuir el alto índice de violencia que existe en nuestro distrito”:

En el 2009 fue aprobado, en el 2011 tiene su reglamento y en estos meses estamos en la apertura, solo que no existe todavía el presupuesto fijo para este plan. Solamente tenemos acciones, tanto de los sectores de salud como de educación, y de su presupuesto estamos trabajando de forma conjunta las organizaciones y estos sectores.

La lideresa de esta organización en San Juan de Lurigancho -una mujer que supera los 60 años- aseguró que lo que propone a través de la Coordinadora lo hace por las nuevas generaciones, para darles una “vida digna y con calidad”. Asimismo, indicó que a través de más de 20 años y tras haber escuchado a los últimos cuatro gobiernos de turno, “jamás las mujeres hemos podido conseguir los derechos que tanta falta nos hacen”.

Esta organización de mujeres se creó en junio de 1996, y es un espacio de acción conjunta conformada por organizaciones sociales de base, organismos no gubernamentales e instituciones públicas y privadas que promueven el desarrollo de los derechos de las mujeres del distrito para iniciativas y formulación de políticas integrales. Su misión es articular y concretar lineamientos de políticas sociales en beneficio de las mujeres, jóvenes, niños y familias para su defensa y promoción con igualdad de oportunidades en el marco del desarrollo social. Ellas demandan la creación de la Casa de Mujer, el que sería su local porque no cuentan con uno propio. La Coordinadora tiene un antecedente conocido en el distrito, y es por eso que este fue el primero en obtener la ordenanza municipal para la instauración del plan. Sin embargo, estas valerosas mujeres sienten que para las autoridades su trabajo “no es visible”, como tampoco la grave situación de las mujeres en San Juan de Lurigancho.

Demus: “Necesitamos que se implemente una política pública”

Demus es una organización que actualmente está trabajando con énfasis en San Juan de Lurigancho, distrito en el que buscan articular estrategias a nivel local, nacional y global. Sayda Lucas, integrante de la línea social, en una entrevista con LaMula.pe indicó que hace dos años lo están haciendo junto con la Coordinadora Multisectorial por los Derechos de la Mujer, la Infancia y la Familia, y que el objetivo es que la política pública se implemente y exista un compromiso del gobierno local y de los sectores que están involucrados.

Sobre el Plan Local contra la Violencia hacia la Mujer, Niñez y Adolescencia de San Juan de Lurigancho 2009-2015, Sayda indicó que lo que está faltando es un “presupuesto exclusivo” para este plan, que fue aprobado por la ordenanza municipal N° 172. Agregó que a pesar de su promulgación y de la comisión que se formó, el plan “no se ha implementado en su totalidad” y responde a la falta de presupuesto exclusivo.

El plan ha estado aprobado por ordenanza, sin embargo el gobierno local no asigna un presupuesto para este plan. La gerencia de desarrollo el año pasado designó un presupuesto mínimo de su área, pero no es que el gobierno local esté dando un presupuesto exclusivo del plan local, y eso es lo que está faltando.

La socióloga manifestó cuáles son las principales demandas en el distrito de San Juan de Lurigancho, y una de ellas es la creación de otro Centro Emergencia Mujer (CEM), institución del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. Lucas señaló que por la dimensión de los casos de violencia en el distrito del este de Lima, pues se registran en el CEM y en las comisarías -que son 9-, aproximadamente 5 mil denuncias, hace falta otro.

Actualmente SJL solo cuenta con un CEM, el especializado en el tratamiento de violencia contra las mujeres, y el que “no abastece a una población tan grande”. Demus propone la creación de un nuevo CEM en zonas alejadas del distrito para que se descentralice. Sin embargo, las cifras de denuncias solo son -y seguirán siendo- un aproximado, ya que muchas mujeres no se manifiestan ni ante los CEM ni ante las comisarías. “Muchas no dicen nada y por eso lo llamamos el 'registro oculto'; eso tiene que ver con el desconocimiento de los derechos, la desconfianza de las mujeres sobre la resolución de casos”, remarcó.

Flora Tristán: “La implementación del plan corresponde a una voluntad política del alcalde”

Flora Tristán es otra de las organizaciones no gubernamentales que trabajan con la Comisión Multisectorial por los Derechos de la Mujer, Infancia y Familia de San Juan de Lurigancho. LaMula.pe conversó con Zadith Vega, encargada del Programa de Derechos Humanos de esta ONG.

Vega señaló que el Plan Local contra la Violencia hacia la Mujer, Niñez y Adolescencia de SJL debe ser implementado por el gobierno local y que “corresponde a una decisión de voluntad política del alcalde”, Carlos Burgos. Agregó que es “lamentable” que hasta la fecha no tengan un presupuesto específico para su implementación y que debería –por lo menos- destinarle el 30% del Presupuesto Participativo del distrito.

El alcalde podría incorporar algunas acciones afirmativas al momento de emitir la ordenanza del presupuesto participativo, que por lo menos el 30% de este presupuesto sea destinado a la implementación del plan local o del eje de violencia del plan de igualdad de oportunidades, porque la idea es que los planes se articulen.

Asimismo, recomendó que la Municipalidad y la Gerencia de Desarrollo Social de SJL diseñar políticas y programas de servicio público que considere temas de violencia de género porque sino la DEMUNA “termina siendo el ‘patio trasero’ de las municipalidades” al no contar con presupuestos adecuados por el que las mujeres, que son víctimas de violencia, están en “total abandono”.

El problema no solo ocurre en San Juan de Lurigancho, y si fue un logro obtener un Plan Local en este distrito, también lo será en el resto, no solo de Lima sino del Perú. Todo está sobre la mesa, las decisiones deben ser tomadas. Y, repetimos, no se trata de una competencia ni de una lucha feminista sino solo de exigir derechos.


Escrito por

La mula

Este es el equipo de la redacción mulera.


Publicado en

Día Internacional de la Mujer

Otro sitio más de Lamula.pe